miércoles, 17 de febrero de 2010

Como ser un buen anfitrión

Si alguna vez organizaste una reunión o una fiesta en tu casa sabes que te toca una tarea bastante complicada: la de ser anfitrión. No solamente tienes que garantizar el confort de tus invitados, sino que deberás velar por la integridad de tu hogar si la fiesta se pone un tanto salvaje. Aquí algunas consejos para ser un gran anfitrión.

Lo primero que tienes que decidir es si serás un anfitrión conservador o un anfitrión-invitado. El anfitrión conservador es aquel que cuida al extremo su hogar limitando un poco la diversión de sus invitados: ruega por limpieza, no le gusta que desacomoden nada y está atento a cada movimiento de sus invitados para que no se rompa ningún adorno. La ventaja es que cuando tus invitados se hayan ido todo estará en su lugar y solamente tendrás que hacer una sencilla tarea de limpieza para dejar todo como estaba antes.

Sin embargo, si no quieres privarte de ningún exceso puedes ser un anfitrión-invitado, es decir que disfrutarás de la reunión o fiesta como si fueras un invitado, pero con la comodidad de ser el local. Probablemente los invitados se sientan más a gusto con este tipo de anfitrión ya que le brindará más libertades que el conservador, no obstante deberás tener en cuenta que es probable que a la mañana siguiente (resaca mediante probablemente) lamentes haber tenido un exceso de liberalismo con tus invitados. Pero si la juerga valió la pena, no hay desorden de la mañana siguiente que pueda arruinar lo que ha sido una gran noche.

Sea como sea, lo que no debes dejar de hacer es planificar: no dejes todo para último momento. Asegúrate de hacer las compras: si es una reunión solo de hombres calcula aproximadamente 1 litro y medio de cerveza por persona, aunque asegúrate también de tener gaseosas, hielo (fundamental dado que no todas las bebidas entrarán en la nevera) y algunas botellas de vino. Snacks variados, fiambres y quesos nunca pueden faltar, aunque si no quieres complicarte, por lo menos asegúrate de llamar con tiempo a la pizzería para que cuando tus invitados hayan llegado, la comida ya esté lista. Después quedará en ti proponer el rumbo de la reunión: música, charla, PlayStation (Wii o Xbox en su defecto), etc.

Sin embargo debes recordar una regla de oro: un anfitrión es en una reunión lo mismo que un conductor designado en un bar. No hay posibilidad de emborracharse: si lo haces temprano es probable que tus invitados se sientan un poco “expulsados” de tu hogar y si lo haces ya entrada la noche no podrás velar por la integridad de tu hogar (imagínate que si el dueño de casa está borracho sus invitados seguramente estén en el mismo estado).

Imagen: nohodrink

Related posts:

  1. Ser un Buen Anfitrión


Fuente: http://blogellos.com/como-ser-un-buen-anfitrion/

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada